Sobre los informadores

comillasLos informadores, se han constituido en eficaces transmisores del lenguaje del poder. Los mensajes de la seducción (y de la ocultación) llegan así diáfanos al público. Podrán los periodistas ejercer la critica en sus artículos, promover investigaciones que intenten acabar con un ministro … Muchos creen haberse convertido en la clave del contrapoder, y se ven a sí mismos como poderosos por disponer de medios suficientes como para cambiar la sociedad; pero en la esencia de su trabajo están prolongando el poder establecido y los mecanismos de la manipulación, merced al uso de su lenguaje de imitación que no hace sino apuntalar el sistema. Así , repiten inconscientemente las manipulaciones de los economistas, los juristas, los informáticos, … de todos aquellos que están subidos en la torre y extienden sus mensajes manipulados con palabras arteras. ¿Por qué? Porqué siguen la vieja tendencia de los seres subyugados de amoldarse al poder.

Álex Grijelmo: “La seducción de las palabras”

email

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *