Sensación Económica

Como decíamos ayer …

En los últimos años hemos oído hablar de algo, que previamente nadie ha explicado, se trata de la ‘sensación térmica’, es algo que aparentemente no necesita explicación, ya que las sensaciones todos sabemos lo que son y a la vez podemos entender que una cosa son los parámetros que puede darnos un termómetro y otra cosa es la sensación que nosotros percibimos.

Tengo la sensación de que la percepción económica que se percibe en el Reino Unido no es muy distinta a la realidad económica que reflejan los indicadores. Cuando hablo con gente que vive allí, ellos me dan la ‘sensación económica’ de que allí no hay crisis, al menos, tal como nosotros percibimos la nuestra. Aunque no todos los indicadores son positivos.

Con un paro del 8,30% en el 2011 y su descenso al 7,80% en el 2012, y con una libra en sus manos, con la posibilidad de darle a la impresora cuando es necesario, no es de extrañar que tengan esa sensación.

Con esos 2 datos, muchos nos conformábamos.

Pero, ¿Son solo los datos económicos los que nos conforman la ‘situación económica’? ¿Qué más hay, además de la cruda realidad, que nos hace tener esa sensación de tanto frío?

Yo me inclino a pensar que la incertidumbre, sumada a la falta de poder controlar el destino es un coctel fatal, que hacen que esa sensación económica sea la peor de las posibles. Si además a eso le unimos la creencia que pueden tener algunas personas, de que alguien es siempre el responsable de las cosas que ocurren, entonces la frustración es letal.

email

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *