Responsabilidad social y comunidad irresponsable

Quizá seamos de los primeros en pedir responsabilidad social a las empresas, a la administración pública y a los medios de comunicación. Incluso, quienes formamos parte de las corrientes de gobierno electrónico en momentos de la aparición de la web social y su promoción, hablamos de valores fundacionales que posibilitaron su emergencia.

La responsabilidad social es un valor presente en las comunidades donde se observan mayores provisiones evolutivas. Pero no mengua algunos defectos globales, que se manifiestan similares en todos los puntos cardinales del orbe, donde se evidencia una ampliación de escasez de responsabilidad derivada de una falta de sensibilidad, desde la óptica individual a la corporativa.

Comenzando en la perspectiva de las empresas, la responsabilidad no puede ser cumplida sin un contexto que preexista y marque tendencias hacia su emergencia. No se trata de que las empresas sean todas irresponsables (y está claro que las hay y muchas), sino que los entornos en que se mueven sus actuaciones las conducen a maximizar beneficios económicos por sobre el resto de las cosas, empleando el recurso de marketing para minimizar costes de imagen y suplir esa deficiencia.

Las administraciones lo tienen aún peor, además de ajustar sus acciones al entorno, son productoras de entornos próximos donde el cumplimiento de sus misiones no parece quitarle el sueño. A veces, ni la misión de las unidades organizativas está clara, y teniendo un gobierno estructural de doble vía (funcionarios/cargos electos) la responsabilidad social como bien a medio plazo constituye un problema realmente complejo.

Los puntos de fuga de esa responsabilidad descansan en la insuficiencia de información relevante respecto de actuaciones, plazos, tramitaciones, autoridades y contralores. Parece todo muy enredado en una madeja extremadamente difícil de abordar, donde jalonar demasiado de un hilo tiende a romperlo, y sumar una punta más a las miles que posee, inconducentes a una solución racional de sus procesos.

El enfoque ciudadano expresado en la última publicación de transparencia internacional, traduce claramente las percepciones que las distintas unidades de la AAPP y los partidos políticos tienen, pero no constituyen verdades concluyentes sino apenas parciales. La ciudadanía los percibe corruptos, pero olvida que son sus propias organizaciones, emergentes del orden social predominante, legitimadas por el mismo ciudadano.

En definitiva, esta bien pedir Responsabilidad Social, esta muy bien solicitarlo a las empresas y las administraciones, pero debe quedar muy en claro que los resultados observables personifican un reflejo representativo de cuanto acontece en el seno comunitario, de la realidad corriente, donde reina lo que hay como una actitud conformista y desenfadada que deja las obligaciones en el fondo de sus prioridades.

Nada de ello exime de responsabilidad a la AAPP como organización máxima y representativa de la comunidad, la cual necesita sin duda ajustar sus dotes de ciudadanía individual y colectiva. Esto significa tarde o temprano reformas para adaptarse a un entorno que no solo requiere de aptitudes competitivas, sino también de actitudes responsables.

Se trata de adaptar las organizaciones públicas a la realidad y no al revés, de dinamizar un cambio necesario no solo de responsabilidad social, sino de adaptar las actitudes individuales y colectivas de una comunidad que debe ser más responsable si pretende perpetuarse.

El problema de la comunidad se asemeja al de la AAPP al no advertir aún, que existe reciprocidad correlativa en los comportamientos. Generar conductas responsables en los ciudadanos en forma permanente: Que voten, que paguen, que innoven, que compitan, que emprendan y generen riqueza, y exigir a la AAPP asumir su rol de modelo de responsabilidad social, estando nominada por excelencia al gesto recíproco de sus exigencias.

email

1 Comentario

  1. Starlin /

    esto es una baina bacana grasias a esto no me quemo en las pruebas nacionales jajaja

    [Responder]

Trackbacks/Pingbacks

  1. neocivis » Open governmment se debate - [...] no podíamos faltar con entrega de notas para el portal: Responsabilidad Social y Comunidad irresponsable y nuestro agradecimiento a …

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>