Los #esperpentofacts

Hay cosas en las redes sociales que me producen preocupación, desde luego que unas más que otras, algunas de ellas son realmente graves, pero una de las que realmente no entiendo son los facts de twitter.

Un fact es una reacción ante un descuido, una opinión de otra persona, un fallo, una falta o cualquier desliz cometido por una persona con cierta relevancia, vamos un famoso.

Ante cualquier desliz, rápidamente una masa de gente, con cierta gracia, se inventa frases con el fin de ridiculizarla, normalmente la gracia y el fact se convierte en trending topic a fuerza de repetirlo.

Un fact, es en definitiva, un chiste que se hace con el propósito de despellejar a una persona, para reírse de otro, para desprestigiarlo, para hacer daño.

Cada vez que veo a ese inmenso grupo de personas intentando reírse de otra, utilizando el sarcasmo e intentando herir todo lo que pueda al otro, me traslado a la adolescencia, me recuerda a esa situación, donde normalmente los más débiles utilizaban el sarcasmo como modo de divertimento, intentando ridiculizar a otros para poder pasárselo bien ellos.

Si no fuese porque el objeto de burla es una persona, quizás las ocurrencias tendrían gracia, de hecho, muchas de las ocurrencias tienen su gracia, pero por un momento me intento poner en la piel del lapidado y en lugar de gracia, lo que me da es pena.

Por si hay alguna duda, lo que me da pena, o más bien el que me da pena, es la persona que utiliza el sarcasmo como modo de divertimento. Lo peor, es que incluso personas, que en una situación off-line nunca se atreverían a hacer algo así, en twitter se sueltan la melena, como si nadie fuese a leerlos.

Le auguro problemas a twitter y a las redes sociales, cuando los comportamientos de las personas se desbocan como en los campos de futbol. Le auguro problemas a las redes sociales cuando los “matones de la red” imponen su violencia y siempre consiguen claca para incrementar sus fechorías.

Por suerte, solo basta con leer algún time-line para darse cuenta que hay muchas más personas que jamás entrarían en ese juego del sarcasmo, que los que si lo hacen, aún así consiguen su gran hazaña, de contribuir a su esperpento colectivo con su trending topic.

email

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *